Murrelektronik

Usted está aquí: Murrelektronik – stay connected / Novedades / Novedades / Detail page

Novedades

may 15, 2017

Máxima modularización de la distribución de corriente con Mico Pro

Flexibilidad y fiabilidad de los sistemas de alimentación gracias al proceso de activación patentado

Mico Pro es el nuevo e innovador sistema de distribución de corriente de Murrelektronik. Su estructura modular permite adaptar los sistemas de forma precisa a aplicaciones específicas, lo que comporta una interesante relación coste-beneficios en un espacio mínimo. Su curva de disparo patentada garantiza la máxima disponibilidad de las máquinas. Una ventaja adicional: un concepto integral de distribución de potencial que facilita significativamente el cableado en el armario de control.

Los sistemas de alimentación de corriente son el corazón de las máquinas e instalaciones. Aportan la energía necesaria. Por eso, no pueden quedar paralizados sin más por sobrecargas o cortocircuitos, porque podrían producirse tiempos de inactividad en las máquinas, paradas en la producción y costes elevados. La fiabilidad de los sistemas de alimentación de corriente debe ser máxima.

Mico Pro de Murrelektronik garantiza la fiabilidad en la alimentación de corriente. El sistema inteligente de distribución de corriente de Murrelektronik monitoriza constantemente todas las corrientes de carga y de mando y detecta situaciones críticas a tiempo. Mico Pro señaliza las cargas límite y desconecta los canales defectuosos para evitar averías totales y garantizar una elevada disponibilidad de las máquinas. El proceso de activación está patentado y sigue el principio: "lo más tarde posible, tan pronto como haga falta." Aquí Mico Pro reconoce también "fallos momentáneos", por ejemplo, cuando una rotura de línea en una cadena de arrastre solo aparece en determinados ángulos de desplazamiento. Mico Pro detecta los consumidores capacitivos y los pone en marcha de manera controlada.

Estructura modular que ahorra espacio
Mico Pro es un sistema modular para tensiones de servicio de 12 y 24 V DC. De entre los numerosos módulos de Mico Pro se seleccionan los componentes adecuados para la aplicación en cuestión y, con un módulo de potencia, se interconectan sin herramientas, creando un sistema cerrado. Para ello, se pueden elegir módulos con uno, dos o cuatro canales de salida. Solo tienen 8, 12 o 24 milímetros de ancho, permitiendo ahorrar un espacio considerable. Si, por ejemplo, tomamos un sistema de ocho canales, necesitará hasta un 65 % menos de espacio que los interruptores automáticos. A medida que aumenta el número de canales se incrementa este porcentaje.

En los "módulos fijos", las corrientes de activación (2, 4, 6, 8, 10 y 16 A) están fijadas. Es una solución segura para la manipulación. En los "módulos flexibles", la corriente de activación se puede ajustar de 1 a 10 A o de 11 a 20 A con solo pulsar un botón. Con ello se incrementa la flexibilidad (p. ej. para constructores de máquinas e instalaciones con gestión de opciones) y se reduce, en igual medida, la necesidad de distintas variantes. Para cada aplicación se puede configurar un Mico Pro a medida. El sistema se mantiene siempre flexible. Si se debe cambia un módulo individual porque, por ejemplo un nuevo componente de la máquina supone otra demanda de corriente, se puede hacer sin herramientas en muy poco tiempo. Todo esto asegura una magnífica relación costes-beneficio.

Simplificación significativa del cableado del armario de control
Mico Pro dispone de un concepto integral de distribución del potencial para +24 (o +12) y 0V, con lo que simplifica significativamente el cableado del armario de control. En cada canal hay posibilidades de conexión para +24V y 0V. Así, los bornes externos de 0V son historia: el potencial cero se puede conectar directamente con Mico Pro. Esto simplifica las instalaciones, reduce claramente el gasto en cableado, ahorra espacio en el armario de control y reduce los costes finales. Con distribuidores adicionales de potencial se pueden conectar hasta 2 x 12 potenciales a cada canal Mico.

Práctica manipulación
El innovador sistema de puenteado con el que los distintos componentes se combinan en un sistema cerrado, es de fácil manejo. Dos carriles se cortan a la longitud exacta con un cortaalambres convencional, se insertan con una simple maniobra en los alojamientos previstos y el sistema diseñado para una corriente total de hasta 40A ya está montado y listo para usar. Los contactos de señales de diagnóstico y control se realizan mediante contactos de resorte integrados en los laterales. Los distintos cables se pueden tender sin herramientas, porque todas las entradas y salidas del sistema tienen bornes de cepo push-in. Así, el montaje se realiza en muy poco tiempo y no hay necesidad de mantenimiento con el equipo en funcionamiento. El frontal de Mico Pro no queda oculto, en ningún momento, por cables o conductores; el usuario aprecia de un vistazo las identificaciones y el estado de los LED.

Diagnóstico in situ o mediante el control
En Mico Pro, las funciones de diagnóstico son de crucial importancia. Todos los canales están equipados con un LED que indica el estado en el aparato; además, se pueden emitir señales digitales de comunicación al control. El módulo de potencia de Mico Pro realiza un diagnóstico conjunto de todo el sistema, los módulos flexibles ajustables aportan, además, señales de diagnóstico para cada canal.
El LED de estado se mantiene encendido en verde mientras todo sea correcto. Cuando se alcanza el 90 % de la corriente de activación configurada o predeterminada, el LED parpadea en verde para indicar que se alcanza el valor límite ("aviso anticipado al 90%"). Puede ocurrir si se conectan más consumidores o si aumenta el consumo de corriente de los consumidores ya conectados, por ejemplo, por desgaste. En la puesta en marcha, el aviso anticipado puede ayudar a detectar inmediatamente las rutas mal configuradas. En estos casos, Mico Pro emite una señal digital de aviso adicional.
Si se supera la corriente de activación, Mico Pro desconecta inmediata y controladamente el canal afectado. El LED parpadea en rojo y, también en este caso, se envía una señal de aviso. El usuario puede activar de nuevo el canal pulsando un botón in situ o enviando una señal del control. Los canales también se pueden desconectar manualmente para mantenimiento. Entonces, el LED se ilumina permanentemente en rojo y se desactiva la posibilidad de conexión a distancia.

Función de conmutación integrada
Una función de conmutación exacta para los canales mediante una señal de PLC permite encender y apagar partes de la instalación con "módulos flexibles". Aquí también se pueden lograr frecuencias de conmutación cortas (hasta 10 Hz) y tiempos más largos; por ejemplo, para poner en reposo un área determinada de la máquina durante los tiempos sin producción. Entre tanto, el LED del canal implicado se enciende en naranja.
Mico Pro se puede estructurar en cascada. Es decir: a un canal Mico con una corriente de activación superior a 10 A se le puede conectar otra estación Mico Pro. Si sus canales están dotados, sin excepción, con una corriente de activación de hasta 10 A, está garantizada la total selectividad y, además, se activan con precisión los afectados por cortocircuitos o sobrecarga. En las aplicaciones con un concepto descentralizado de armario de control, ante todo, es una ventaja considerable en materia de costes e instalación, aunque solo sea porque no se requiere ninguna fuente de alimentación adicional.

Funciones prácticas en los detalles
• Mico Pro controla corrientes de canal de hasta 20 A en un sistema modular - una innovación en los sistemas modulares de control de corriente.
• Posibilidades óptimas de identificación para mantener el orden en el armario de control
• Sensor para medir las señales de diagnóstico y los mensajes, así como las salidas
• Memoria de errores no volátil: ideal para buscar errores tras un reinicio por caída de tensión
• Elevada capacidad de conexión de hasta 30mF por canal, incluso a plena carga
• Posibilidad de funcionamiento con fuentes de alimentación de 5A; hasta ahora se requerían 10A.
• Mínima resistencia interna, prácticamente sin pérdida de potencia
• Independencia de la temperatura
• Conexión retardada de los distintos canales en los módulos "multicanal" para evitar picos de corriente

Por Alexander Hornauer y Manuel Senk

Descargas